¡¡¡Tapering!!!

Ayer escuché por segunda vez este concepto, antes lo había leído no recuerdo muy bien dónde y hoy se lo he vuelto a leer en un tweet a Anna Frost.

Como que uno resulta ser un poco “marujón” me he dicho… a buscar lo que significa esto del tapering.

Según algunos autores el tapering (de la palabra taper, muy distinta a tupper…) es el periodo que existe previo competición donde el volumen de los entrenamientos bajan drásticamente (no la frecuencia) para poder llegar al día D en sobrecompensación, o lo que es lo mismo, con ganas de comerte el mundo y a tope de fuerzas.

Siguiendo con las explicaciones de estos autores y con lo que he podido leer por internet (cosas de la Wikipedia), el tiempo previo en el que se inicia el tapering dependen de varios factores, pero principalmente del tipo de cursa que se vaya a realizar. No será lo mismo el tiempo que cojamos previo a una Maratón o el tiempo previo a una cursa de 10 km.

Estos periodos de tiempo van des de las 3 semanas hasta los 4-5 días en función de la competición que vayamos a hacer, como decía anteriormente.

Creo interesante también añadir la variable del individuo. Los hay que necesitan un descanso más activo, los hay que necesitan más días, otros menos días. Unos necesitaran descansar del todo y sólo hacer estiramientos y otros necesitaran hacer entrenamientos cortos pero manteniendo la intensidad. El secreto es el conocerse a uno mismo y saber cómo reacciona tu cuerpo a las distintas pautas de entrenamiento/tapering que le das. Para beneficio de los que tienen más edad, ellos van con ventaja, más años para probar, mejor se conocen. Así que no es de extrañar que, por poner un ejemplo, la media de edad del UTMB de este año fuese de… ¡¡¡43 años!!!

Con esto he podido ver cómo ya he encontrado una palabra exacta para definir lo que ya hacía desde hace bastante tiempo. No sólo ahora preparando Cavalls en 2012. Normalmente siempre he descansado los días previos a una cursa, si se trata de una media maratón, tanto de montaña como de asfalto, con 3-4 días mi cuerpo tiene suficiente como para recuperar bien. Si se trata de cursas de 10 km con 1-2 días suficiente. Pero si se trata (como es el caso) de una Ultra de montaña necesito cerca de 2 semanas.

En estas 2 semanas no es que me quede en el sofá todo el día con las piernas en alto, no. Estas semanas me las planteo como un reposo activo, pero corriendo como mucho dos días la primera semana y dejando de correr la última semana. Baso el entrenamiento final en la bicicleta (al igual que en pretemporada), el motivo principal es poder recuperar, además de a modo muscular, a modo articular todo lo que son articulaciones del tren inferior, tobillos, rodillas y caderas.

Además en la última semana (o sea la que viene) hago una sesión de “chapa y pintura” con la fisio que me lleva, a poder ser dos días antes de la cursa ya que así aprovecho para poner a punto la musculatura y aplicar tapping (para los no duchos eso de las tiras de esparadrapo de colores…) en las zonas que tengo más propicias a molestias; mis fascias.

Asi ya tenemos la palabra para lo que muchos hacemos los días previos a una competición… ¡me voy de tapering!

Anuncios

Publicado el 23 de septiembre de 2012 en Entrenos y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: