Un poco de conciencia

Este fin de semana ha vuelto a pasar. Distintas pruebas, distintas condiciones y seguramente distintos casos. Este fin de semana han muerto (que yo sepa) 3 personas en cursas, dos en cursas de montaña y una en medio maratón.

En la Tenerife Blue Trail, prueba de montaña con distintas distancias, un participante varón de 42 años murió mientras disputaba la Media debido a un paro cardiorespiratorio.

En el Grand Raid de la Reunión, más conocido como la Diagonale des Fous, se encontró a un participante muerto a causa de una caída de 30 metros.

Y hoy en la Media Maratón de La Bañeza (León) ha fallecido otro corredor.

No quiero entrar a tratar cada uno de estos casos ya que, sin tener todos los datos, no se puede decir a causa de qué se dan estos casos que tanto desagradan a los que participamos en pruebas atléticas. Pero tristemente de un tiempo a esta parte cada vez más encontramos una falta de conciencia por parte de muchos que ponen su vida en riesgo sin ellos mismo saberlo.

No es necesario correr una Ultra de montaña, ni hacer un Ironman, ni cosas por el estilo. La mayoría de la gente de a pie no sabe que el mayor de los riesgos les puede venir en una cursa de 10 km, o de 5 km o en un medio maratón.

Correr un Ultra de montaña es totalmente destructivo a nivel articular y muscular, preguntádle a cualquier médico y os podrá decir lo que piensa, pero este mal se contrarresta con el entreno y “habituando” al cuerpo a las cargas de trabajo que se hacen durante los meses previos a una cursa de este tipo.

Esto no quita que en las salidas de algunas pruebas de montaña podamos encontrar a gente que no haya entrenado más de 20 kilómetros… y encima con poco desnivel. No resulta extraño entonces empezar a sufrir a partir del kilómetro 30 y seguramente para el kilómetro 40-50 ya no puedan ni con su alma.

Desde un buen comienzo debemos de ser conscientes de cuáles son nuestras limitaciones físicas… y psicológicas. Tenemos que tener los pies en el suelo y no imaginarnos que puedo hacer esto, puedo hacer aquello, etc… cuando realmente sabemos que ni estamos preparados ni hemos entrenado conscientemente. Y psicológicamente más. Resulta muy duro estar en medio de la noche, con la soledad de la luz del frontal siguiendo una pista o sendero durante horas estando solo, así como superar los momentos de “crisis” que nos puedan suceder a lo largo de las carreras.

Hace unos años en las salidas de estas pruebas sólo estábamos unos “locos” que nos daban por correr un montón de kilómetros sabiendo que al final nos dolería todo, de un tiempo a esta parte cada vez más son los que se “cuelan” aquí muchas veces sin saber a lo que se exponen.

Pero como os decía, esto no es lo peor. Los peores casos los podemos ver en cursas populares de 5 km, 10 km y media maratón. El hecho de que estas pruebas tengan un caracter “muy popular” invitan a mucha gente sedentaria a apuntarse. Gente que no tiene una preparación física mínima para realizar estas pruebas y que como resulta que son “las cursas del barrio” se inscriben arrastrado por el boom de los últimos años. Resulta habitual avanzarlos en cursas (tienen la manía de ponerse siempre delante) y escuchar su respiración y saber que van al límite… y encima no saben respirar.

La mayoría de ellos no se han hecho un electrocardiograma en mucho tiempo (por no decir que no se lo han hecho nunca) y mucho menos se han realizado una prueba de esfuerzo para saber su estado.

Una prueba de esfuerzo te puede salvar la vida. Recuerdo hace un tiempo en mi anterior trabajo se le detectaron a dos personas distintas problemas con el corazón, gracias a una prueba de esfuerzo. No es que no pudieran hacer deporte, todo lo contrario, pero debían de hacerlo concienciados de sus limitaciones y controlados por un pulsómetro. Sólo se les hacían pruebas de esfuerzo a los mayores de 50 años, lo que resulta un error ya que hasta con 20 es mejor hacerse una prueba de esfuerzo.

Tenemos que ser conscientes de donde nos metemos, qué hacemos y qué objetivos nos marcamos. En base a esto tendremos que ir construyendo poco a poco nuestro organismo para afrontar esos esfuerzos. Pero siempre con un poco de conciencia por favor.

Anuncios

Publicado el 21 de octubre de 2012 en Entrenos, trailrunning y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: