Archivo del sitio

Acelerando por el Congost (XVII Marató de la Vall del Congost)

Domingo 17 de mayo, 4:30 am y suena el despertador. Toca cursa, Marató de la Vall del Congost, toca sufrir y disfrutar, no necesariamente en este orden.

La salida se retrasa unos 15-20 minutos, un accidente en la C-17 hace que algunos corredores lleguen justos de tiempo y la organización decide esperar a que estemos todos los corredores. En la salida nervios, risas, saludos y un detalle. El vencedor de 2011 y 2012, Marc Carós, es el único que calienta. 576_1363542298marccarosok

El día ha amanecido nublado, amenaza lluvia pero eso ya nos va a los correteamos por la montaña, o si más no a algunos. Cierto es que personalmente prefiero algo de calorcito para que la musculatura rinda mejor.

En la salida nos situamos hacia la mitad, insisto en ir más hacia adelante, se va a hacer tapón con solo llegar al primer sendero. Salimos y empiezo a correr, me dicen que siempre me caliento en las salidas, pero la verdad es que tengo la sensación de que voy muy cómodo. Callejeamos un poco por Aiguafreda, una pista ancha y ya estamos, tapón, primer sendero y no falla, pero esto es muy largo.

Después de 2 km iniciamos la primera subida dura dura, pero como que llevamos las fuerzas bien se puede tirar para arriba bien. Algunos tramos invitan a trotar. Una vez arriba salimos a una pista que seguimos en bajada. Empiezo a notarme bien en las bajadas, y eso que yo no bajo nada de nada. Giramos a la derecha por un sendero estrecho y volvemos a bajar, esta vez por terreno más estrecho, húmedo y que hace que las zapas se agarren a las mil maravillas. ¡Qué gustazo bajar de esta manera!

Primer avituallamiento y ni paramos, cogemos el agua y a seguir, cruzamos el río sin mojarnos los pies, menos mal. Y de nuevo a subir y subir camino del Collet del Mas. Alcanzo a un conocido que bajó de 3h en la maratón de Sevilla hace dos semanas, cruzamos un qué tal vas y me suelta que para ir aquí delante tengo que ir muy bien. Se me vienen las dudas, ¿estaré apretando demasiado y lo pagaré después? me digo que da igual, hasta que el cuerpo aguante, si se revienta se revienta.580718_519380218103689_1392401057_n

Llegados al Collet del Mas empezamos una bajada en la que voy avanzando a algún corredor, bajamos por la pista y el GPS me marca 3:45 el km, nada del otro mundo… si no tenemos en cuenta que me faltaban 30km! Dejamos la pista, entramos a un sendero lleno de piedra mojada, el barro y las patinadas están al orden del día, las zapas ya van marrones en vez de negras.

Bajo rápido pero seguro, mirando donde pongo cada pie para no llegar al Paraíso (la zona se llama así) antes de tiempo. Detrás de mi viene otro corredor, justo en el momento que le digo que no bajo más rápido para no abrirnos la cabeza… ¡zas! Al suelo. El Garmin salta por los aires, algún gel cae del bolsillo y el costalazo que me he pegado en la espalda promete. Chapa y pintura en la mano izquierda y una ensangrentada más aparatosa que otra cosa. Con el cuerpo en caliente me levanto, recojo geles y el GPS y a seguir para abajo. Podría haber sido peor.

Llegados al Paraíso empezamos a subir por el falso llano que nos dejará al pie de la subida. Aquí hay que tomárselo con calma. Esta subida y la siguiente te pueden enterrar en la cursa. Alardes de fuerza aquí hacen que la última subida se te haga eterna. Subiendo me pasan corredores, no me preocupa, hoy (no se porqué) voy super en las bajadas y les recupero tiempo a la mayoría de los que me adelantan.

Llegamos arriba y se escucha un silbato y un cencerro. No podían ser otros. Los Koalas la tienen montada. El koala me dice que si que llevo pata, para estar ahí delante. Me ofrece la pócima de los campeones (si queréis saber cual es id a una cursa que organizen ellos), dos tragos y hacia abajo a toda castaña. Encontrarlos aquí arriba es como un subidón, te animan haga el tiempo que haga y desde el primero al último.

Acabar la bajada y te encuentras el km 19, el Pla dels Llobins, aquí se divide la maratón de la media maratón. Empezamos a subir la zona de la cursa que más odio, son apenas 500 metros, pero son una tortura. Un cortafuegos con piedra que patina y con una inclinación importante. Por suerte pasa rápido.

Vamos camino del Purgatori (la zona también se llama así), la subida se hace larga, larga, larga. Me vuelven a adelantar corredores que he pasado en la bajada, pero yo a lo mío. Con mucho esfuerzo ya estamos arriba, solo nos queda llegar hasta el Turó de Tagamanent, km 26 de cursa. En la subida al Turó de Tagamanent empiezan a enramparse los cuádriceps, mala señal, si siguen así las voy a pasar canutas. Arriba hago un par de estiramientos y como que viene bajada me despreocupo un poco.

De nuevo en la bajada le doy un poco de gas, con cuidado de no patinar, pero en los trozos donde el terreno esta húmedo las zapas se me agarran muy bien y puedo arriesgar más que otros corredores. Cruzamos la C-17 por un tunel y cruzamos también el pueblo de Tagamanent.

perfil-marato-valldelcongost_900x477_02ab608ae762275e23ba666064b22ed2Al atravesar el río esta vez si que me mojo hasta las espinillas, ya da igual, 12 km y estaremos en meta. Encaramos la subida a la Trona. El tramo inicial invita a trotar, pero voy algo justo, empieza la táctica CA-CO (camina mucho y corre lo que puedas) y la cantidad de barro que nos encontramos hace que el correr se haga muy pesado. Los corredores de delante se distancian algo y por atrás otros me van cogiendo. Pero otra vez yo a lo mío. No corro contra nadie, sino contra mi mismo y contra el objetivo que me he puesto en la salida. Las últimas curbas de la Trona se hacen duras, rápido viene la bajada y rápido empiezo a pedir paso a los corredores que van por delante mío (como le dije a Dani, hoy no me hubieras pillado en las bajadas).

Lástima que la bajada acaba rápido y volvemos a subir, ya la última, pasado Valldaneu y camino de Grau del Sunyer. Hacemos camino con otro corredor del Spiridon team, en esta subida las luces de la reserva se encienden, hay que guardar algo para el tramo de llano que tendremos arriba y para la última bajada.

En el llano me distancio 200 metros de él, pero me tengo que parar a hacer aguas menores, ya no me aguantaba! Llegamos al avituallamiento del Grau del Sunyer y me encuentro a Angela, me dice que estoy haciendo muy buena cursa y le digo que voy acalambrado. Rápido me dice, plátano, come plátano. Esos momentos en los que no eres capaz de pensar y salen a tu rescate para decirte qué y como. Mil Gracias!

Ya sólo queda la última bajada y en esa curva me vuelvo a encontrar a los Koalas. Me chillán que tengo 15 minutos para hacer sub 6h, que lo luche. Bufff menudo subidón, yo que iba muerto y estos que me acaban de poner a mil! Tiro para abajo como si se acabase el mundo, algún ligero repecho se me hace muy cuesta arriba pero para abajo le doy gas y gas. Salgo al asfalto y se me suben los gemelos, intento controlarlos pero ellos van a la suya. Ya da igual, me queda menos de 1km. A fondo. Llegando a la calle principal la gente te anima, parece que seas el primero que llega. Un diez por estar allí esperando con el fresco que hacía.

Paro el crono en 6h 03min. Por 4 minutos no he hecho sub 6h. Rápido me quito el “pesar” de encima, he hecho 27 minutos menos de la marca que tenía en mente en la salida y he dado todo lo que tenía. No me puedo quejar.

Al final los datos del GPS hablan por si solos, 6h 03min, 3540m de desnivel positivo (más el correspondiente negativo), 2800 kcal consumidas y un dolor de patas que no los da el GPS…

Felicidades a todos los que participaron, acabaran o no. Estar en la salida ya es una victoria.

Anuncios

XVII Cursa de La Vall del Congost (42km +3200m y 21km +1900m)

Este domingo 17 de marzo se organiza la XVII edición de la Cursa de La Vall del Congost. La población barcelonesa de Aiguafreda acogerá esta reputada Maratón de montaña donde se dan cita 550 corredores para disputar la distancia de maratón y 350 para su hermana menor, pero no menos dura, media maratón.

Nos encontramos delante de una cursa dura, con un desnivel más que considerable para la distancia que hay que recorrer y donde la mayoría de tramos correremos por senderos estrechos, duros en las subidas y divertidos durante los tramos de bajada.

A las 7:00 horas del domingo se dará salida a los participantes de la cursa en distancia Maratón y se dispondrán de 9 horas para la finalización de la prueba, en el PK 19,5 habrá un tiempo de corte, todo corredor que no llegue a este punto por debajo de las 4 horas se le indicará que se desvíe por el recorrido de la media Maratón ya que se entiende que no podrá acabar el recorrido por debajo de las 9 horas.

La salida de la media maratón tendrá lugar a las 8:00 horas de la mañana y se dispondrá de 4h 30min de tiempo límite para su realización.

Durante el mismo día 17 de marzo se organiza en Barcelona capital la XXXIII edición de la Maratón de Barcelona. Coincide con la prueba del Congost en la fecha y el kilometraje, pero en nada más.

La organización de la prueba vallesana se ha esmerado en recuperar algunas subidas que desaparecieron en ediciones anteriores para poder ganar algunos metros de desnivel positivo y poder endurecer algo más la prueba.  Sobretodo la subida en el km 3, conocida como La Cova.

Sirva también que el Grup d’atletes del Congost está en busca de que en próximas ediciones esta cursa pueda ser campeonato oficial.

Se contaran con múltiples avituallamientos a lo largo del recorrido y todos, a excepción del primero en el km 5,5, tendran alimento sólido y líquido. No nos convence la idea de que se supriman las barritas y los geles en los avituallamientos y sólo se puedan encontrar frutos secos, líquidos, fruta y poco más. En el año 2012 se encotraron con que muchos corredores tiraron los envoltorios de las barritas y geles por la montaña y, según la organización, por ese motivo se suprimen.

Pero que pasa con los geles y barritas que nos llevemos nosotros de casa, o acaso creen que no se va a llevar barritas la gente¿?. Así que desde nuestro punto de vista se trata más de un tema económico que no de un tema de que los corredores no puedan tirar nada por el camino.

Esto no quita que si vemos a algún irresponsable tirando algo delante de nuestras narices no le podamos dar cuatro voces y un pescozón si es necesario para que no haga lo que no hace en el comedor de su casa.

Paralelamente a la cursa se organizan múltiples actividades durante todo el fin de semana.

El día previo a la maratón podremos participar en un km vertical en la población de Tagamanent, con una distancia de 7 km y +1000m. Solo reservado a los más fuertes o a los más osados del lugar.

Des de el mismo sábado se podrán recoger los dorsales en el pavellón de Aiguafreda y a las 19:30 h se hará una presentación del recorrido de este año, se pasará un video de la cursa del año pasado y acabado esto podremos picar algo.

En el Figaró, a escasos 5 minutos en coche, podremos encontrar un mercado de oportunidades e intercanvios de material deportivo, una buena ocasión para adquirir material que otros compañeros ya no van a utilizar o intercanviar material que nosotros no vamos a utilizar más.

Para el domingo 17 el parte de la meteo anuncia lluvias, por lo que nos vamos a encontrar barro, en cantidades insultantes y los ríos y rieras van a bajar llenos. Así que dado esto, el menor de los problemas parece que sea la lluvia.

¡A disfrutar de la cursa!