Archivo del sitio

I Taymory Up Team Trail, Cabrera de Mar

logo-upt3amtrail1Ahora que las carreras por montaña están de moda, en plena ebullición y muchos encuentran la conexión entre naturaleza y deporte necesaria para “autorealizarse” cada vez podemos encontrar más y más carreras por montaña a lo largo de la geografía.

En este caso os quiero presentar una que queda cerca de mi pueblo de nacimiento, por aquello de promocionar la tierra y esas cosas. Se trata de la I Taymory Up Team Trail en Cabrera de Mar, Barcelona.

De la mano de Javi Delgado y con el patrocinio de McDavid, se prepara una prueba por equipos de 3 personas con dos tipos de pruebas dentro de la misma, una crono-escalada de 2 km y otra prueba de relevos de 36 km totales por equipo.

Las carreras tendrán lugar los próximos 7 y 8 de diciembre, siendo la crono-escalada en horario nocturno (a partir de las 18:30h) con el aliciente que esto supone para los corredores a los que les gusta correr con frontal.

Ni falta hace decir los recorridos que se esperan por la zona de Burriac y alrededores, donde abundan los senderos y las continuas subidas y bajadas características de la Serralada de Marina.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Paralelamente a las pruebas para “mayores” se organizarán también dos pruebas paralelas, una de iniciación a las carreras de montaña, con 6 km de distancia y a participar de manera individual. Y una prueba para niños, la prueba KIDS, diferenciada por edades y con distintas distancias en función de las edades de los participantes (de 4 a 12 años).

El pueblo entero de Cabrera de Mar se vuelca con la prueba y se preparan también actividades paralelas para los acompañantes y para que durante todo el fin de semana se pueda disfrutar en familia.

Para los que corremos por montaña puede ser una buena prueba para correr en equipos, ya que estamos acostumbrados a correr de manera individual, pero todos sabemos lo que disfrutamos cuando entrenamos o corremos en grupo. De la misma manera el hecho de contar con distintos tipos de prueba hace que se accesible para mucha más gente de lo que sería una prueba menos asequible para los menos entrenados.

Larga vida al Punk Trail

th1A los que nos gusta corretear por la montaña, el asfalto, la arena o cualquier otro medio no tenemos suficiente con los entrenos. Entrenar es divertido, puedes regular en función de si tienes un mejor día o de un día de aquellos en el que las piernas no van para nada. En los entrenos sufrimos, cuestas, series, repeticiones, etc..

 

Pero como que no solo de entrenos vive el corredor, experimentamos una necesidad enfermiza de participar en carreras para poder medirnos a nosotros mismos contra el reloj, las expectativas o (en algunos casos) a aquel compañero de entreno que siempre nos dice que entrena poco y después va fino fino.

 Desgraciadamente dado el populismo que existe hoy en día en cuanto a correr las principales carreras se encuentran masificadas y en consecuéncia… los organizadores (no todos, pero la mayoría) aprovechan para incrementar el precio y así poder hacer cuadrar los números de final del evento.

 Pero al igual que el pueblo de Asterix y Obelix, en el país de las carreras hay un pequeño grupo que se muestra desconforme con el pago en las cursas y actúan en consecuéncia. De ahí el Punk Trail.

 De un tiempo a esta parte crecen las carreras Punk Trail. En su más puro estilo “anárquico” sin pago, muchas sin clasificaciones y todas con muchas dosis de pasarlo bien y disfrutar de una muy buena compañía en la montaña.jabali_ok2-sq

Son cursas donde las inscripciones a veces se limitan al hecho de poder controlar a un grupo de gente y saber quien corre por temas de seguridad.

 Carreras en el que los avituallamientos son especiales. Aquí el que toma acuarius empieza a ser sospechoso y el que toma cerveza resulta un experto en temas de Punk Trail. Los avituallamientos se consiguen gracias a algunas empresas colaboradoras con cierta sensibilidad que ceden productos, y no os penséis que os vais a encontrar un avituallamiento pobre con solo fruta y frutos secos (como te encuentras en más de una carrera de pago), todo lo contrario, en alguna me he llegado a encontrar hasta una Fondue de chocolate con fruta… por no hablar de los donetes, bollicaos, donuts, etc…

 El fin de estas carreras es bien sencillo, quedar con unos amigos y pasar un buen rato. Cada uno es responsable de si mismo. Son carreras donde haces amistades que duran una vida. Vas a pasarlo bien y no a hacer marca.

 logo-punktrail-png¡Pero cuidado! Es tremendamente adictivo, una vez empieces a correr cursas Punk Trail no querrás volver a pagar una inscripción en otra carrera y de la misma manera, cada vez que tengas que pagar por inscribirte en una carrera te replantearás si el precio que estas pagando realmente es el coste de esa cursa o hay algún organizador que quiere hacer un buen negocio.

 

 

¡Larga vida al Punk Trail!

Acelerando por el Congost (XVII Marató de la Vall del Congost)

Domingo 17 de mayo, 4:30 am y suena el despertador. Toca cursa, Marató de la Vall del Congost, toca sufrir y disfrutar, no necesariamente en este orden.

La salida se retrasa unos 15-20 minutos, un accidente en la C-17 hace que algunos corredores lleguen justos de tiempo y la organización decide esperar a que estemos todos los corredores. En la salida nervios, risas, saludos y un detalle. El vencedor de 2011 y 2012, Marc Carós, es el único que calienta. 576_1363542298marccarosok

El día ha amanecido nublado, amenaza lluvia pero eso ya nos va a los correteamos por la montaña, o si más no a algunos. Cierto es que personalmente prefiero algo de calorcito para que la musculatura rinda mejor.

En la salida nos situamos hacia la mitad, insisto en ir más hacia adelante, se va a hacer tapón con solo llegar al primer sendero. Salimos y empiezo a correr, me dicen que siempre me caliento en las salidas, pero la verdad es que tengo la sensación de que voy muy cómodo. Callejeamos un poco por Aiguafreda, una pista ancha y ya estamos, tapón, primer sendero y no falla, pero esto es muy largo.

Después de 2 km iniciamos la primera subida dura dura, pero como que llevamos las fuerzas bien se puede tirar para arriba bien. Algunos tramos invitan a trotar. Una vez arriba salimos a una pista que seguimos en bajada. Empiezo a notarme bien en las bajadas, y eso que yo no bajo nada de nada. Giramos a la derecha por un sendero estrecho y volvemos a bajar, esta vez por terreno más estrecho, húmedo y que hace que las zapas se agarren a las mil maravillas. ¡Qué gustazo bajar de esta manera!

Primer avituallamiento y ni paramos, cogemos el agua y a seguir, cruzamos el río sin mojarnos los pies, menos mal. Y de nuevo a subir y subir camino del Collet del Mas. Alcanzo a un conocido que bajó de 3h en la maratón de Sevilla hace dos semanas, cruzamos un qué tal vas y me suelta que para ir aquí delante tengo que ir muy bien. Se me vienen las dudas, ¿estaré apretando demasiado y lo pagaré después? me digo que da igual, hasta que el cuerpo aguante, si se revienta se revienta.580718_519380218103689_1392401057_n

Llegados al Collet del Mas empezamos una bajada en la que voy avanzando a algún corredor, bajamos por la pista y el GPS me marca 3:45 el km, nada del otro mundo… si no tenemos en cuenta que me faltaban 30km! Dejamos la pista, entramos a un sendero lleno de piedra mojada, el barro y las patinadas están al orden del día, las zapas ya van marrones en vez de negras.

Bajo rápido pero seguro, mirando donde pongo cada pie para no llegar al Paraíso (la zona se llama así) antes de tiempo. Detrás de mi viene otro corredor, justo en el momento que le digo que no bajo más rápido para no abrirnos la cabeza… ¡zas! Al suelo. El Garmin salta por los aires, algún gel cae del bolsillo y el costalazo que me he pegado en la espalda promete. Chapa y pintura en la mano izquierda y una ensangrentada más aparatosa que otra cosa. Con el cuerpo en caliente me levanto, recojo geles y el GPS y a seguir para abajo. Podría haber sido peor.

Llegados al Paraíso empezamos a subir por el falso llano que nos dejará al pie de la subida. Aquí hay que tomárselo con calma. Esta subida y la siguiente te pueden enterrar en la cursa. Alardes de fuerza aquí hacen que la última subida se te haga eterna. Subiendo me pasan corredores, no me preocupa, hoy (no se porqué) voy super en las bajadas y les recupero tiempo a la mayoría de los que me adelantan.

Llegamos arriba y se escucha un silbato y un cencerro. No podían ser otros. Los Koalas la tienen montada. El koala me dice que si que llevo pata, para estar ahí delante. Me ofrece la pócima de los campeones (si queréis saber cual es id a una cursa que organizen ellos), dos tragos y hacia abajo a toda castaña. Encontrarlos aquí arriba es como un subidón, te animan haga el tiempo que haga y desde el primero al último.

Acabar la bajada y te encuentras el km 19, el Pla dels Llobins, aquí se divide la maratón de la media maratón. Empezamos a subir la zona de la cursa que más odio, son apenas 500 metros, pero son una tortura. Un cortafuegos con piedra que patina y con una inclinación importante. Por suerte pasa rápido.

Vamos camino del Purgatori (la zona también se llama así), la subida se hace larga, larga, larga. Me vuelven a adelantar corredores que he pasado en la bajada, pero yo a lo mío. Con mucho esfuerzo ya estamos arriba, solo nos queda llegar hasta el Turó de Tagamanent, km 26 de cursa. En la subida al Turó de Tagamanent empiezan a enramparse los cuádriceps, mala señal, si siguen así las voy a pasar canutas. Arriba hago un par de estiramientos y como que viene bajada me despreocupo un poco.

De nuevo en la bajada le doy un poco de gas, con cuidado de no patinar, pero en los trozos donde el terreno esta húmedo las zapas se me agarran muy bien y puedo arriesgar más que otros corredores. Cruzamos la C-17 por un tunel y cruzamos también el pueblo de Tagamanent.

perfil-marato-valldelcongost_900x477_02ab608ae762275e23ba666064b22ed2Al atravesar el río esta vez si que me mojo hasta las espinillas, ya da igual, 12 km y estaremos en meta. Encaramos la subida a la Trona. El tramo inicial invita a trotar, pero voy algo justo, empieza la táctica CA-CO (camina mucho y corre lo que puedas) y la cantidad de barro que nos encontramos hace que el correr se haga muy pesado. Los corredores de delante se distancian algo y por atrás otros me van cogiendo. Pero otra vez yo a lo mío. No corro contra nadie, sino contra mi mismo y contra el objetivo que me he puesto en la salida. Las últimas curbas de la Trona se hacen duras, rápido viene la bajada y rápido empiezo a pedir paso a los corredores que van por delante mío (como le dije a Dani, hoy no me hubieras pillado en las bajadas).

Lástima que la bajada acaba rápido y volvemos a subir, ya la última, pasado Valldaneu y camino de Grau del Sunyer. Hacemos camino con otro corredor del Spiridon team, en esta subida las luces de la reserva se encienden, hay que guardar algo para el tramo de llano que tendremos arriba y para la última bajada.

En el llano me distancio 200 metros de él, pero me tengo que parar a hacer aguas menores, ya no me aguantaba! Llegamos al avituallamiento del Grau del Sunyer y me encuentro a Angela, me dice que estoy haciendo muy buena cursa y le digo que voy acalambrado. Rápido me dice, plátano, come plátano. Esos momentos en los que no eres capaz de pensar y salen a tu rescate para decirte qué y como. Mil Gracias!

Ya sólo queda la última bajada y en esa curva me vuelvo a encontrar a los Koalas. Me chillán que tengo 15 minutos para hacer sub 6h, que lo luche. Bufff menudo subidón, yo que iba muerto y estos que me acaban de poner a mil! Tiro para abajo como si se acabase el mundo, algún ligero repecho se me hace muy cuesta arriba pero para abajo le doy gas y gas. Salgo al asfalto y se me suben los gemelos, intento controlarlos pero ellos van a la suya. Ya da igual, me queda menos de 1km. A fondo. Llegando a la calle principal la gente te anima, parece que seas el primero que llega. Un diez por estar allí esperando con el fresco que hacía.

Paro el crono en 6h 03min. Por 4 minutos no he hecho sub 6h. Rápido me quito el “pesar” de encima, he hecho 27 minutos menos de la marca que tenía en mente en la salida y he dado todo lo que tenía. No me puedo quejar.

Al final los datos del GPS hablan por si solos, 6h 03min, 3540m de desnivel positivo (más el correspondiente negativo), 2800 kcal consumidas y un dolor de patas que no los da el GPS…

Felicidades a todos los que participaron, acabaran o no. Estar en la salida ya es una victoria.

XVII Cursa de La Vall del Congost (42km +3200m y 21km +1900m)

Este domingo 17 de marzo se organiza la XVII edición de la Cursa de La Vall del Congost. La población barcelonesa de Aiguafreda acogerá esta reputada Maratón de montaña donde se dan cita 550 corredores para disputar la distancia de maratón y 350 para su hermana menor, pero no menos dura, media maratón.

Nos encontramos delante de una cursa dura, con un desnivel más que considerable para la distancia que hay que recorrer y donde la mayoría de tramos correremos por senderos estrechos, duros en las subidas y divertidos durante los tramos de bajada.

A las 7:00 horas del domingo se dará salida a los participantes de la cursa en distancia Maratón y se dispondrán de 9 horas para la finalización de la prueba, en el PK 19,5 habrá un tiempo de corte, todo corredor que no llegue a este punto por debajo de las 4 horas se le indicará que se desvíe por el recorrido de la media Maratón ya que se entiende que no podrá acabar el recorrido por debajo de las 9 horas.

La salida de la media maratón tendrá lugar a las 8:00 horas de la mañana y se dispondrá de 4h 30min de tiempo límite para su realización.

Durante el mismo día 17 de marzo se organiza en Barcelona capital la XXXIII edición de la Maratón de Barcelona. Coincide con la prueba del Congost en la fecha y el kilometraje, pero en nada más.

La organización de la prueba vallesana se ha esmerado en recuperar algunas subidas que desaparecieron en ediciones anteriores para poder ganar algunos metros de desnivel positivo y poder endurecer algo más la prueba.  Sobretodo la subida en el km 3, conocida como La Cova.

Sirva también que el Grup d’atletes del Congost está en busca de que en próximas ediciones esta cursa pueda ser campeonato oficial.

Se contaran con múltiples avituallamientos a lo largo del recorrido y todos, a excepción del primero en el km 5,5, tendran alimento sólido y líquido. No nos convence la idea de que se supriman las barritas y los geles en los avituallamientos y sólo se puedan encontrar frutos secos, líquidos, fruta y poco más. En el año 2012 se encotraron con que muchos corredores tiraron los envoltorios de las barritas y geles por la montaña y, según la organización, por ese motivo se suprimen.

Pero que pasa con los geles y barritas que nos llevemos nosotros de casa, o acaso creen que no se va a llevar barritas la gente¿?. Así que desde nuestro punto de vista se trata más de un tema económico que no de un tema de que los corredores no puedan tirar nada por el camino.

Esto no quita que si vemos a algún irresponsable tirando algo delante de nuestras narices no le podamos dar cuatro voces y un pescozón si es necesario para que no haga lo que no hace en el comedor de su casa.

Paralelamente a la cursa se organizan múltiples actividades durante todo el fin de semana.

El día previo a la maratón podremos participar en un km vertical en la población de Tagamanent, con una distancia de 7 km y +1000m. Solo reservado a los más fuertes o a los más osados del lugar.

Des de el mismo sábado se podrán recoger los dorsales en el pavellón de Aiguafreda y a las 19:30 h se hará una presentación del recorrido de este año, se pasará un video de la cursa del año pasado y acabado esto podremos picar algo.

En el Figaró, a escasos 5 minutos en coche, podremos encontrar un mercado de oportunidades e intercanvios de material deportivo, una buena ocasión para adquirir material que otros compañeros ya no van a utilizar o intercanviar material que nosotros no vamos a utilizar más.

Para el domingo 17 el parte de la meteo anuncia lluvias, por lo que nos vamos a encontrar barro, en cantidades insultantes y los ríos y rieras van a bajar llenos. Así que dado esto, el menor de los problemas parece que sea la lluvia.

¡A disfrutar de la cursa!

Cursa nocturna Rocacorba 2013

rocaY al título le podría haber agregado …o como reventar a los dos kilómetros. Después os explico…

El sábado 2 de febrero se disputó la II edición de la Cursa nocturna de Rocacorba, 25 km y 1300m de desnivel positivo, con un trazado en parte distinto al del año anterior, más duro sin lugar a dudas.

En 2011 se realizó esta prueba que tiene salida y llegada en la localidad Gerundense de Canet d’Adri, a escasos 8 km de Girona ciudad. La primera edición tuvo salida a las 19:00 de la tarde por lo que se realizó en su totalidad nocturna. Con un recorrido de 23 km y unos 900m de desnivel positivo se antojaba una buena manera de pasar la tarde-noche del sábado. La cursa contaba con dos recorridos, uno de 11 km y el de 23 comentado y la salida era conjunta.

En 2013 decidí repetir ya que se trata de una cursa bien organizada y con un muy buen ambiente.

Este año la salida se daba a las 17:30 para los corredores de la versión larga (25 km) y media hora más tarde para los corredores de la cursa de 11 km.

Pero vamos al tema de como me fue este pasado sábado 2 de febrero…

En las últimas cursas siempre me había puesto de la mitad para atrás en la línea de salida, no soy un galgo (más bien un diesel), pero me fastidiaba mucho llegar a la entrada de senderos estrechos y tener que afrontar el tapón que se crea de corredores que después van a un ritmo menor que el tuyo, por lo que decidí ponerme en la segunda fila, con los galgos de delante.

Foto de rigor de la organización y… ¡Salida! Unos metros por el pavellón y salimos a una pista ancha para coger algo de asfalto durante el primer kilómetro y medio. Cuando me quiero dar cuenta miro alrededor y… ostras, vamos 6 más y yo. Miro atrás y… los siguientes corredores estan ya a 100 metros. Miro el Garmin y… normal, hemos salido a 3:30 el km y vamos en una ligerísima pendiente. Esto no va a acabar bien me digo. Me fijo a quien llevo delante y… malo, Toti Bes. Este tiene mucha pata…

Pero ahora ya estoy metido en este “fregao” y como dice mi primo de zumosol… Mata o muere. Hasta donde aguante con ellos y después ya cogeré mi ritmo.

En el tramo de asfalto afrontamos una bajada, y rápido la primera rampa, 150 m que nos llevan hasta la pista de tierra, o de fango mejor dicho, tenemos que ir saltando de lado a lado de la pista para esquivar los charcos, va saltando barro del corredor de delante pero me lo estoy pasando como un chiquillo.

Llegamos al primer km y medio y no puedo seguir ese ritmo, poco a poco me van descolgando y por detrás me van cogiendo otros corredores. Empiezo a pasarlo realmente mal, el ácido láctico me quema en las piernas y empiezo a pensar que no aguanto ¡23 km más! Aquí el coco empieza a funcionar, no te estreses, coge tu ritmo, coge tu respiración, ignora a los que te adelantan, qué grande es la masa gris cuando se pone en modo ON.

Pasamos el primer avituallamiento y dejamos la pista para coger un sendero estrecho lleno de rocas, hojas húmedas, piedras, etc… Todavía se puede ver bien y no necesitamos el frontal, voy siguiendo a un grupo de 8 corredores pero no se cuanto tiempo podré seguir el ritmo, por ratos camino rápido en la subida sin perderles la estela.

En el punto de un tramo que hay que grimpar un poco se marchan, decido de nuevo coger mi ritmo, camino rápido en las subidas y corro en los llanos, volvemos a coger la pista ancha que nos llevará hasta las antenas de abajo de rocacorba. Delante mío mantengo la distancia con un corredor que lleva su frontal encendido ya, todavía se ve bastante bien, por lo que no enciendo el mío.

Una vez salimos de esta pista estamos en el km 9,5 y segundo avituallamiento, ahora si que toca encender frontal, un trozo de plátano, isotónico y una barrita al bolsillo (just in case). Empezamos la bajada y rápido me doy cuenta de lo segundo que me va a ir mal… el frontal. He cogido el de “estar por casa” y he dejado el de 200 lúmenes en casa. Error. Apenas me veo, por un par de ocasiones estoy a punto de desviarme del recorrido y tengo que ir aprovechando la luz de los demás. Bajamos  a buen ritmo en un grupo que me deja ir delante y… toma, por ir delante al suelo. Nada grave pero al suelo.

rocacorba

Afrontamos un tramo llano y corremos un rato a 4′ el km… y de noche. No me abro la cabeza por pena. Dejamos el llano y nos dirigimos a la subida más dura de todo el recorrido, 2 km que nos harán llegar hasta las antenas de arriba volviendo a recuperar la altura que hemos perdido des del anterior avituallamiento. Se hace duro, muy duro. Duelen las lumbares y… me llevé el cinturón para ponerme un bidón en la espalda (pero sin poner el bidón) para llevar el móvil, me va apretando, por más que lo afloje me molesta y las sales no me han sentado muy bien (no hace falta que dé muchos detalles verdad…).

Llegamos al km 15 donde la organización nos avisó que había zonas de peligro, simplemente hay que ir con cuidado ya que a nuestra derecha vamos a pasar cerca de un barranco y al ir de noche tenemos que extremar las precauciones. Un poco más y estamos en el avituallamiento del km 18, en el Santuario de Rocacorba.

Aquí nos avisan de tener cuidado con la bajada, y aquí también empiezo a pasarlo mal, el estómago cada vez va a peor y junto que no puedo correr a mucha velocidad al no ver muy bien por falta de luz… me adelantan por todos los lados, tan sólo deseo llegar de nuevo a la pista y poder correr por un terreno más o menos llano.

Después de pasarlo mal en la bajada llegamos a la pista y hago un buen trozo con un chico que le van dando rampas (para darle rampas no veas el ritmo que me lleva), en las subidas voy tirando de él, pero en las bajadas es casi imposible, no puedo apretar, la zona abdominal me duele en demasía (estos isotónicos…).

Al final volvemos a salir al tramo de carretera por el que hemos iniciado la cursa y puedo correr a algo más de velocidad, apreto para hacer un tiempo si más no decente (nada del otro mundo) y cada vez voy escuchando el ruído del pavellón más cerca.

Llego a meta en un tiempo de 2images1h 51min, el 48º de la clasificación general, algo mejor que en 2011 donde por problemas con las fascias latas me era imposible correr en las bajadas (hice el 175º).

Contento pero menos, ya que al final el menor de todos los males acabó siendo salir al ritmo de los de cabeza. El cinturón del bidón y las sales conjunto con el frontal me fastidiaron la cursa. De todo se aprende.

 

Trailrunning doping free

l1Hace pocos días el mundo del deporte se escandalizó por las declaraciones de Lance Armstrong sobre su relación con el dopaje durante los años en los que fue aclamado por muchos como el mejor ciclista de su época, siendo el único que venció de manera consecutiva 7 Tours de Francia.

Varios han sido los ciclistas que han reconocido que se doparon durante algún periodo de su carrera deportiva para obtener mejores resultados, o simplemente porque así estaba instaurada la cultura en el pelotón. Después de poder leer durante este pasado verano el libro de David Millar, Racing through the dark, se puede confirmar todo lo generalizadas que estaban dentro del pelotón estas prácticas.

De la misma manera ha pasado en otros deportes, siendo el atletismo otra de las prácticas deportivas más señaladas y perseguidas en el mundo del deporte.

Podría entrar a discutir el tipo de controles que pasan unos deportistas y que no pasan otros, la poca unificación de substáncias que para un deportistas son doping y para otros deportistas tan solo son un remedio para curar un resfriado o acelerar el tiempo de recuperación de una lesión, el egoísmo individual de cada deportista que hace que tan solamente mire por sus intereses en vez de luchar por los intereses de un colectivo, etc… Pero esto me llevaría más de una entrada en este blog y poco tendría que ver con el mundo del trailrunning.

Pero… ¿os habéis preguntado porqué no se han dado casos (o muy esporádicos) de doping en el mundo del trailrunning? Y digo muy esporádicos porque también los hay. En abril de 2012 según información publicada por el Diario Vasco Aitor Osa, Walter Becerra e Imanol Goñi dieron positivo en una cursa de montaña con EPO, anabolizantes y cannabZegama2010ais. El primero de ellos con una dilatada experiéncia en el ciclismo profesional.

Quizás el anterior ha sido el único caso que un servidor ha escuchado acerca de doping en cursas de montaña. Del porqué no utiliza estas prácticas ilegales el corredor de montaña intentaré hacer una breve explicación según mi modo de verlo.

Utilizaré el paralelismo con el deporte de dos ruedas para que se pueda hacer una comparación más cercana, ya que en esta última semana parece que todo el mundo conoce el mundo del ciclismo como si de profesionales en activo se tratara.

Des de mi punto de vista la primera gran diferencia son las casas comerciales. En el mundo del trailrunning las casas comerciales que crean equipos son aquellas que fabrican materiales destinados al deporte en si y cuentan con corredores semi-profesionales (o profesionales en casos puntuales) que testan sus productos y que son la imagen de la marca. Los casos más significativos los tenemos en las personas de Kilian Jornet con Salomon o de Anton Kupricka con New Balance, atletas que viven de los ingresos de sus patrocinadores sin tener que “preocuparse” por tener un trabajo “de lunes a viernes” como pueden tener otros. Estas marcas comerciales reciben ingresos de los aficionados al deporte a través de las compras, con lo que su mercado objetvio es relativamente pequeño.

En el caso del ciclismo grandes marcas como Movistar, Saxo-Bank, Leopard, Sky, etc… reciben ingresos de múltiples vías y tienen un público mucho mayor. En estos casos el patrocinio es una herramienta más de publicidad dentro de sus planes de márketing.Estas marcas comerciales, a diferencia de las primeras, renuevan sus contratos de patrocinio cada 3-4 años, al no ser su “negocio” principal el ciclismo, en el caso de no tener resultados deportivos el patrocinio se acaba, con lo que se acaba el empleo para un mínimo de entre 30-40 personas que forman parte de la estructura del equipo.

En cambio en el trailrunning la marca tiene en su negocio principal el deporte (en este caso el trailrunning), por lo que la marca no puede patrocinar, por poner un ejemplo exagerado, a un coche de fórmula uno.

La segunda gran diferencia radica en la presión mediática. Dos ejemplos de nuevo, el vencedor del Tour vs. el vencedor del UTMB. ¿A qué presión mediática se enfreta uno y a qué presión mediática se enfreta otro? En ocasiones el temor a decepcionar a gente, el temor a perder un contrato para el año siguiente, el temor a no conseguir unos objetivos sabiendo que de ellos depende la renovación del contrato con el que das de comer a tu familia hace que algunos deportistas acudan al dopaje.

En España hasta hace relativamente poco (bueno y sigue pasando actualmente), a la que un ciclista escalador novel empieza a despuntar ya decimos que va a ser el siguiente ganador del Tour de Francia, y quizás el chaval tiene 20 años, Armstrong con 22 años ganó el campeonato mundial de ciclismo en ruta en Oslo, Tom Boonen con 22 años hizo 3º en la París-Roubaix siendo neo-profesional y años después se vió envuelto en problemas con la cocaína y el alcohol, todo debido a la presión mediática.

Los corredores de montaña no tienen esa presión mediática de tener a centenares de medios de comunicación delante diciéndoles des del primer día que van a ser campeones de no se qué o vencedores de no se cuanto. De hecho la presión, en muchas ocasiones, nos la ponen los compañeros de salida picándonos subida si y subida también.

utmb12-ccc-cb-05-015

La tercera gran diferencia son los premios en la cursas. En el Tour el ganador de cada etapa se lleva 8000€, el ganador de la general se lleva 450000€, 200000€ el segundo y 100000€ el tercero, etc… (clicando aquí podéis ver el reparto total de los más de 2 millones de € que se reparten en premios).

Si ponemos como ejemplo el UTMB el ganador recibe… 0€, nada. Un trofeo en calidad de ganador y se acabó. Por poner otro ejemplo en nuestro país, Cavalls de Vent, el ganador recibe 1500 €, el segundo 1000€ y el tercero 500€. ¿Os imagináis qué pasaría si al ganador de UTMB recibiera 450000€? ¿O ni tan solo 30000€?

Y la última gran diferencia (repito que hay muchas más seguro), radica en el sentimiento. En los inicios ciclistas y corredores de montaña empiezan porque les apasiona su deporte, les gusta lo que hacen, viven para ello. Hasta el momento en el que en el ciclismo se tiene que dar un pasito más y se entra en el mundo del profesionalismo, para muchos esto se convierte en un trabajo como cualquier otro y pierden parte de la pasión inicial, cosa que en el corredor de montaña, al saber que no vamos a vivir de ello, nos sigue moviendo tan sólo el disfrutar de lo que hacemos y no la mejora del contrato que  nos pueda dar nuestro patrocinador.

Sirva esta entrada no para justificar las prácticas dopantes que se realizan en algunos deportes, pero si para poder entender algo más el porqué unos se ven envueltos en esas prácticas y otros no le ven un sentido a ellas. De la misma forma des de aquí pedir disculpas a algún ciclista que se pueda sentir ofendido, no es la intención, del mismo modo que mis inicios están en la bicicleta, pero si que resulta el caso más claro a la hora de explicar los ejemplos anteriormente comentados.