Archivo del sitio

Entrevista Anton Krupicka por El Periódico

delman-hope_out1Hoy os dejo la entrevista que El Periódico le realizó ayer a Anton Krupicka, para los que no hayan tenido la oportunidad de leerla, ahí va: (original de Jordi Tió).

Una indisposición impidió que participara en la Transvulcania, en la isla de La Palma, el pasado fin de semana. Sin embargo, Anton Krupicka (29 años) tiene previsto regresar pronto a Europa, el próximo agosto. ¿La razón? Correr la Ultra Trail del Mont Blanc, la prueba de montaña más emblemática del mundo.

–¿Cómo se encuentra?
–Bien, bien… Fue una lástima. Pasé muy mala noche antes de la carrera, con mucha fiebre, y apenas pude dormir dos horas. No estaba en condiciones de correr.

–¿A qué edad se da cuenta de que, para usted, correr es algo más que hacer simplemente ejercicio?
–Empecé a correr cuando era muy niño y en la escuela, en 1995, me di cuenta de que era algo importante para mí. No era solo hacer ejercicio, sino algo mucho más profundo. Luego, especialmente en la universidad, descubrí esa necesidad de estar en contacto con la montaña.

–Y con solo 12 años va y corre un maratón. Algo precoz, ¿no?
–Bueno, para mí no era nada extraño. Corría cada día, me entrenaba bien y me gustaba. Era simple.

–¿También lo veían tan simple sus padres? ¿Algo dirían?
–Mis padres no son corredores, pero siempre me han dado todo su apoyo. Supongo que pensaban que hacía una actividad muy saludable y les parecía bien. Precisamente, el día de mi primer maratón, fue mi padre quien me llevó con el coche… Tres horas de viaje para ir y tres más de vuelta. Lo vivían como algo positivo y como veían que a mí me gustaba, pues ya les parecía bien.

–Y poco a poco empezó a construir toda una filosofía de vida.
–Correr por la montaña me permite darme cuenta de lo grande que es todo, el paisaje que me rodea, y lo pequeños que somos nosotros ante ese entorno, al que me siento integrado, del que formo parte y que tenemos que proteger. Es una sensación que hace que conecte con la tierra, con las montañas, y me permite mantener un equilibrio emocional.

–¿Y eso, cómo lo compatibiliza con la competición, el deseo de ganar?
–Me gusta competir, pero no corro para ser el mejor, sino para estar en contacto con la montaña.

–¿Pues dónde está el reto entonces?
–Bueno, cuando compito claro que quiero ganar, pero también hay otros retos que no se miden solo con el hecho de llegar el primero.

–¿Cuáles?
–En las grandes pruebas de 100 o más kilómetros me pongo a prueba constantemente, busco mis límites y trato de superarlos. Cuando empiezas a tener dolores por todo el cuerpo, cuando la cabeza te dice que no puedes más, el reto es traspasar esa frontera, superar esos momentos difíciles, aunque el dolor no se supera, el dolor solo se acepta.

–Y siempre con poca ropa encima…
–Cuanto menos cosas llevo, más experimento la naturaleza y, además, me permite correr más rápido. Por eso me gusta más el verano que el invierno. Cuando hay buen tiempo, puedo llegar a 4.000 metros de altura sin chaqueta ni pantalones largos. En invierno, con la nieve, todo es más complicado, aunque el paisaje sigue siendo precioso.

–Llegó a correr sin zapatillas…
–Te permite aprender a correr de una manera más eficiente, aunque hay que hacerlo de una forma muy lenta y progresiva ya que es fácil lesionarse. También te obliga a estar muy concentrado, con lo que mejoras la calidad de las zancadas.

–Tampoco tiene entrenador.
–Yo soy mi propio entrenador. No me gusta que me digan lo que debo hacer, especialmente en la montaña, ni que me hagan planes de preparación. Eso es algo que hago de forma instintiva. Además, ya he dicho que no quiero ser el mejor, así que tener un entrenador sería una contradicción para mí.

–Sé que practica la escalada y que admira a Reinhold Messner, el más grande alpinista de la historia, por la simplicidad de sus ascensiones y por llevar poco material, como usted. ¿Se ve haciendo un ochomil?
–Quizá en el futuro, cuando tenga 50 años… Sí, es algo que me gustaría, pero ahora estoy completamente concentrado en las carreras.

–¿Cómo afronta la Ultra Trail del Mont Blanc?
–Estoy ansioso por participar en esta prueba, la más espectacular del mundo y con los mejores corredores de todos los países. Será un placer competir con ellos y en los Alpes, donde no he estado todavía.

Anuncios

Entrevista a Santi Barril, organizador de La Neorural

Hace un par de días colgaba una crónica del entreno que hicimos sobre el circuito de La Neorural, hoy entrevistamos al organizador de la cursa para ver cómo surge una idea y escuchar (o en este caso leer) de primera mano lo que nos vamos a encontrar en la cursa del próximo domingo 16 de diciembre.

Trail Run.cat (TRC): ¿De dónde nace la idea?

Santi Barril (SB): Creo que a muchos corredores se les ha pasado alguna vez por la cabeza organizar una cursa por el lugar donde normalmente entrenas todos los días. Mientras vas entrenando, visualizas el recorrido hasta que llega el día en el que te dices ¿Y por qué no?

TRC: ¿Qué os mueve a organizar La Neorural?

SB: Las montañas que rodean al pueblo (N.D.R. Santa María de Martorelles) se merecen que muchos corredores de la zona corran por ellas, poder traerlos aquí es algo que nos hace mucha ilusión.

TRC: ¿Cuáles han sido las principales complicaciones que os habéis encontrado?

SB: De momento todo ha ido bastante bien, trámites burocráticos, proveedores, etc… Es mucho trabajo pero resulta muy gratificante. Tan sólo hemos tenido algunas reticencias de algunos rurales del pueblo que no acaban de aceptar que se hagan cosas nuevas en el pueblo, pero al final son los mismos cuatro gatos que se quejan siempre (poco trabajo). En cambio la mayoría del pueblo está muy emocionada por la cursa y muchos de ellos nos apoyarán como voluntarios.

TRC: Defínenos la cursa

SB: Se trata de una cursa de 23 km y 1370 metros de desnivel positivo intentando pasar por el máximo número de senderos estrechos posibles. Una cursa de buena montaña cerca de Barcelona.

TRC: ¿Que se van a encontrar los corredores en La Neorural?

SB: Muchos senderos y mucha diversión.

TRC: Desde la organización ¿os esperábais agotar las inscripciones en tan poco tiempo?

SB: Ultimamente hay mucha afición a las cursas, pero siendo la primera edición y avisando de que se trataba de una cursa muy dura pensábamos que nos costaría mucho llegar al cupo máximo de 300. ¡Estamos súper contentos de la acogida!

TRC: ¿Alguna recomendación personal que darías a los corredores que participen?

SB: Que se lo tomen con calma, ¡no hay tregua hasta el final!

TRC: Pensando ya en el día de la cursa, ¿en qué tiempos puede estar el vencedor? ¿y el grueso de los participantes?

SB: Creemos que el ganador podría bajar por muy poco de las 2 horas, pero todavía no hemos corrido… El grueso de los corredores pasarán sobre las 3 horas y los últimos se irán hacia las 4 horas y media.

TRC: Sabemos que este es el primer año pero, ¿cómo ves la cursa en un futuro?

SB: Todo se verá pero vista la acogida y las expectativas creadas ¡seguro que repetiremos!

TRC: ¿Algo más que el entrevistador novel se deje y quieras añadir?

SB: Si, ¡gracias a todos por hacer que los sueños se hagan realidad!

Y así dejamos a Santi, agradeciéndole que plasmara su sueño en una realidad para que el resto de corredores pudiéramos disfrutar. Porque no nos olvidemos, todos los retos empiezan por la misma pregunta. ¿Y por qué no?