Archivo del sitio

Planificando 2013

Con 2012 ya cerrado y con un 2013 acabado de estrenar, la mayoría de nosotros ya estamos planificando nuestro calendario de cursas para este año (¡seguro que muchos ya lo tienen planificado desde noviembre!).

Muchos nos fijaremos en cursas que ya hemos hecho este año, en las que queremos rebajar nuestro tiempo, cursas que no tuvimos la oportunidad de participar, otras que no pudimos acabar por distintos motivos y algunas a las que no llegamos con la mejor preparación del año.

A algunas esperaremos hasta las 00:00 del día que se habran inscripciones para apuntarnos ya que de lo contrario nos quedamos sin plaza, en otras sabemos que tenemos tiempo más que suficiente para inscribirnos ya que, cosa rara en estos tiempos, no están muy masificadas y en otras deberemos esperar al ansiado sorteo para saber si nos toca plaza en ellas o no (que poco nos gusta esta forma de inscripción).

Por lo que corresponde a mi calendario este año va a variar, sobretodo la primera mitad del año. En años anProyecto SUMMITteriores (bueno en los dos anteriores que he empezado a correr por montaña) hacía medio año de bicicleta de carretera, de donde vengo, y medio año de cursas de montaña. También debido a problemas con las cintillas iliotibiales (a estas alturas en 2012 no era capaz de correr más de 10 minutos seguidos), problema que desapareció gracias a unas plantillas.

En 2013 voy a centrarme en las cursas de montaña, sin dejar de dar pedales para las sesiones de fondo y recuperación. El hecho de haber sido seleccionado para el Proyecto Summit de Emma Roca condiciona esta preparación, menos kilómetros en bici para más kilómetros a pata y más días de series.

En cuanto a qué cursas haré algunas las tengo claras y otras… pues menos claras.

En junio participaré en la Volta a la Cerdanya (85 km i 4435m+), cursa donde se monitoreará a los participantes del Proyecto Summit, por lo que esta será un si o si. Esta será la primera ultra de la temporada.

Mucho antes, en el mes de febrero ya tengo la inscripción para la Nocturna de Rocacorba (24,5 km i 1400m+), ya participé en 2012 y está muy bien organizada, además de pasar una tarde-noche de sábado entretenida.

Para el mes de marzo la cosa se empieza a poner seria, el 17 de marzo la Marató de la Vall del Congost (42 km i 3000m+) prometen empezar a poner las piernas a tono, o mejor tenerlas a tono para la fecha si no se quiere sufrir en demasia.

Antes, para el 23 de febrero ya sabremos si nos ha tocado plaza para Zegama o si tenemos que buscar mejor plan para el último fin de semana de Mayo.

Estas serían las cursas hasta mitad de año, almenos las fijas, luego está pendiente ver si hago la Maratón del UTBCN o alguna cursa más que caiga por medio para rellenar el mes de abril.

A partir de Julio la cosa está más en suspense, un par o tres tengo fijas;

La neorural (23,8 km y 1400m+), hacia el mes de diciembre, este año me la perdí pero si en 2013 me la salto se de alguno que no me perdona…

La Marxassa (65 km y 2300m+), finales de octubre, es más una marcha de resisténcia que la mayoría de participantes hacen caminando, pero se hace cerca de casa, cae en sábado y a la hora de comer estamos en casa, buena opción de pasar una mañana de sábado.

Marató Pirata de Montserrat (43 km y 2500m+), en noviembre, este año participé por primera vez… y se convirtió en un fijo en el calendario. El día que no pueda salir con los de las 6:00 de la mañana saldré con los de las 2:00 si hace falta, pero se hace si o si.

Del resto, todo dependerá de una; Cavalls de Vent (84,2 km y 6098m+). Es mi espinita. En 2011 los pies no me dejaron acabarla (ni los pies ni haber hecho Matagalls-Montserrat 15 días antes) y en 2012… todos sabéis la que nos cayó este año pasado. Si me toca plaza para Cavalls el último fin de semana de septiembre participaremos por 3er año consecutivo allí con la esperanza de acabar (que conste que Kilian también tardó 3 años en acabarla… lo que pasa es que cuando la acabó la ganó, y yo no voy a hacer eso…).

En el caso de que en el sorteo de Cavalls no toque plaza ganará enteros la opción de Rialp-Matxicots (82km y 7000m+) a mediados de septiembre.

A partir de estas primeras opciones pueden modificarse algunas y a buen seguro que otras se pueden añadir.

Y como que la mayoría somos unos enfermos de este deporte… ¡ya pensamos en 2014! Si esta temporada fuese bien, en 2014 nos estrenaríamos en los Ultras de más de 100 km… ¡Cosas de muy pirados!

19ª La Marxassa, otro tipo de trailrunning

El pasado sábado 20 de octubre se volvió a realizar la caminata popular conocida como La Marxassa, 65 km con 3900 de desnivel acumulado, saliendo desde el Montseny y llegando a Mataró. En su 19ª edición presentaba una pequeña modificación del trazado que no tenía porqué alterar ni kilometraje ni altimetría de la misma.

Como he dicho se trata de una caminata popular donde se mezcla gente que la hace integramente caminando, otros con la táctica CaCo (Caminar-Correr) y otros que la hacen en su mayoría corriendo, son los que comen ya en casa.

Resulta otro tipo de forma de ver el trailrunning, muchísimo más popular, en forma de caminata o CaCo, pasando un buen día distendido en la montaña con unos avituallamientos de 10 en los que muchos ya los pueden cantar de carrerillas.

A las 5:30 de la mañana se nos convoca en la Ermita de Sant Simó de Mataró, lugar de llegada de la prueba. Desde allí nos trasladarán en autocar hasta el Montseny. Una vez dentro se intenta dar una cabezada, pero resulta complicado, mucha gente que se conoce del circuito de Marxas de Resisténcia y comentan jugadas, así como otras marxas que han realizado. No hay manera de dormir una horita de más.

7:00 de la mañana, frontales encendidos y listos para tomar la salida, primeramente un amago, hasta que la organización nos para y nos indica que tienen que dar ellos la salida (obvio si no fuese por la picaresca de algunos). Se da la salida y me encuentro algo retrasado, empezamos a caminar en bajada pasando por un sendero estrecho lleno de piedras húmedas que patinan de lo lindo, algún trasero besa el suelo y yo estoy a punto.

Es en estos momentos cuando me pongo de los nervios, gente que intenta adelantar por donde no puede, gente saltando de lado a lado, etc… y no llevamos ni 1 km de una cursa de 65!!! Desembocamos en una pista algo más ancha y ya podemos empezar a correr, llano y ligera bajada lo que da para empezar a calentar las patas bien.

Poco a poco voy adelantanto a corredores, algo de forma me queda todavía de los entrenos que hice para Cavalls. En el llano puedo correr bien y en las subidas troto bastante cómodo. Sigo adelatando a gente pasado el pueblo de Montseny dirección Fontmartina, por momentos no veo a nadie más delante, pero seguro que no voy en cabeza, no he recuperado tanto tiempo a los primeros.

Levanta el día y ya no es necesario el frontal, seguimos subiendo y cual es mi sorpresa cuando empiezo a adelantar a gente que es imposible que hayan salido a la misma hora que yo, primero porque han tenido que correr mucho para estar a esas alturas tan delante, y segundo porque su “fisonomía” no da para un corredor que vaya cómodo en las subidas… Se confirma que hay gente que ha salido antes de la hora.

Llegamos al primer avituallamiento, donuts, y somos 4 gatos, un donut, café solo y a seguir. Empieza una bajada hasta Sant Celoni con alguna pequeña subida de por medio. Por rato no encuentro a nadie, ni por delante ni por detrás. Bajando por un trozo asfaltado adelanto a dos corredores más. Al poco tiempo se me junta un corredor que venía por detrás y seguimos a ritmo hasta Sant Celoni. Durante la bajada no encontramos a nadie y comentamos que seguramente tiene que ir más gente por delante, que no puede ser que vayamos primeros.

Una vez en el avituallamiento de Sant Celoni, gominolas (ya os he dicho que es muy popular), encontramos a dos corredores más en él. Un poco de coca-cola, un par de gominolas, una barrita que llevaba, cargamos agua y a seguir. Un corredor habia salido ya. Poco más adelante le alcanzamos y nos da la sorpresa del día. Vamos los primeros. No hay nadie más por delante.

Regulando fuerzas caminamos rápido en las subidas, nos coge el otro corredor que había en el avituallamiento de Sant Celoni y formamos un grupo de 4. Dos de ellos llevan mejores piernas que yo y se empiezan a distanciar, decido no seguirlos, mejor llegar que reventar a medio camino.

Después de una parada técnica (causa mayor…) me coge el que va 5º. Con él llegamos hasta el avituallamiento de Sant Martí del Corredor, vermut, trotando. En ese momento justo está saliendo uno de los que iba delante. Comemos algo y a seguir, aquí cogemos el GR 92 y todo pista hasta llegar a Vallgorguina. Aquí empieza a pasarme factura el gripazo que cogí después de Cavalls y el haber estado 3 semanas parado. Me empiezo a enrampar, sobretodo los gemelos y las piernas me empiezan a doler. Finalmente el otro corredor sigue a su ritmo y no le puedo seguir.

Llegando a Vallgorguina adelanto a uno de los corredores que iba en cabeza, tiene problemas en una de las rodillas, le doy un ibuprofeno, me ofrezco a quedarme con él pero me dice que tire, que se encuentra bien y que llegará hasta Vallgorguina. Justo antes de llegar me despisto y me meto por una urbanización, paso justo por detrás del avituallamiento en el Pavellón sin verlo y sigo los carteles que indican la cursa. Cuando me doy cuenta que no está el punto de control allí retrocedo y voy a donde estaba el avituallamiento el año pasado, como que ha llovido lo han cambiado de lugar. Total que pierdo unos 10-15 minutos en los que me adelanta un corredor.

Una vez en el avituallamiento, butifarra, mesas puestas, porrón de vino, me ofrecen un bocadillo de butifarra… pero si me como eso lo más seguro y que lo saque en menos de 2 km. Cojo un plátano, otra barrita, hidratos en bebida y a seguir. Justo cuando estoy saliendo aparece otro corredor, tal como voy con las rampas y el dolor de piernas ya sé que me cojerá.

Empiezo la subida hacia el Corredor, de aquí hasta Mataró es todo bajada. Voy regulando, a buen ritmo, pero regulando. En el llano se me hace muy complicado trotar, sigo enrampándome por todos lados. En 5 km desde el anterior avituallamiento ya estamos en el del Corredor, limonada.

Otra barrita, un gel y a seguir. Pregunto si tienen sal para poder mezclarla con agua pero no tienen. Pues nada, a seguir sufriendo un poco. Me quiero quitar la tierra de las zapas pero me resulta hasta complicado. Da igual, sigo para abajo. Después de pasar un sendero estrecho acabamos en una pista y de allí hasta abajo… gas… si puedes claro.

Tengo que parar a estirar un momento y es justo ahí cuando el corredor que venía por detrás me adelanta. Intento seguir su ritmo pero me resulta imposible, se me suben los gemelos. En ese momento empieza a cambiar el chip, el modo “llegar como sea” se pone en marcha. Me dosifico. Me obligo a correr 700 metros y a caminar 300. Así voy cogiendo un ritmo llevadero.

Llego al último avituallamiento, coca y carquinyolis,  y los pillo comiendo, son las 14:47 de la tarde, sólo me quedan 5 km. Allí vuelvo a pedir sal pero sólo tienen un aderezo raro para comidas… bueno, ni que sea eso, algo de coca-cola y para abajo.

Ya lo tengo, sigo trotando y caminando ya en rara ocasión. Hace rato que veo Mataró y casi que ya lo puedo “oler”. Cruzamos la carretera de Mata, llego a otra pista y 2 km más adelante a la calle en bajada que me lleva hasta la llegada. En estos momentos ya no te duele nada.

Llego y me dan la noticia, 6º clasificado, tiempo de 8:04:57. Teniendo en cuenta que di dos vueltas de más en Vallgorguina podría haber bajado de 8 horas. Pero de todas formas no esta mal. No me voy a quejar.

Al final hemos pasado una muy buena mañana de sábado, en la montaña, corriendo y disfrutando de los caminos. Y lo mejor de todo… ¡llegaba a casa justo a tiempo para echarme la siesta!