Archivo del sitio

Frontal Black Diamond Icon 200

BlackDiamond_logo_lgDías antes de Cavalls de Vent 2012 decidí que tenía que comprarme un frontal potente, de esos que hacen que parezca de día aunque no haya rastro del sol. Empecé a buscar por páginas webs, foros y algún que otro blog sobre experiéncias, recomendaciones o cualquier otra información que me hiciera escoger un modelo u otro.

Después de ver algún foro y algún que otro vídeo en youtube lo tenía ya casi decidio. El precio también es algo que debía tener en cuenta, ya que economías poco bollantes no permiten grandes desembolsos. Por aquel entonces se había lanzado al mercado el nuevo Petzl Nao, novedoso pero a un precio cercano a los 150 € que me hacían dirigirme a otras opciones y descartar esta de inicio.

Llegué a la tienda, pregunté por el que tenía decidido y… zas! me alertan de algún inconveniente que puede llegar a tener el pasador que hace que flexe el frontal. Les comenté para que lo quería y rápido me recomendaron el Black Diamond Icon de 200 lúmenes. En aquel momento recordé una imagen de Lizzy Hawker en la salida de UTMB12 con un frontal Black Diamond, el mismo. Por un precio de 79 € me llevaba de la tienda un frontal potente con el que no tener que sufrir en las cursas donde paso buena parte de la noche.

En el Black Diamond Icon 200 no encontramos un frontal estrictamente “ligero” (220 g. con las pilas incluidas), pero si que mucho menos pesado de lo que aparenta a primera vista. Para poder tener la potencia de 200 lúmenes debemos poner 4 pilas AA que quedan situadas en la parte trasera de nuestra cabeza, algo que pensaba que iba a ser más incómodo y pesado de lo que al final es.DL_120901_UTMB_157

La bombilla QuadPower LED ofrece los 200 lúmenes de máxima potencia y nos permite tener una visión potente de hasta 100 metros y con una duración de 75 horas. Si bajamos la potencia del mismo LED hasta los 4 lúmenes tendremos una visión de 14 metros durante 175 h según la casa.

Si cambiamos el modo de iluminación y pasamos a utilizar los 2 LEDs sencillos que tiene podemos variar la potencia de iluminación de los 35 lúmenes máximos a los 4 lúmenes mínimos oscilando entre 75 horas y las 250 horas en su potencia más baja, así conseguiremos iluminar entre 10 y 4 metros respectívamente.

La iluminación con el QuadPower LED se hace muy útil para correr por senderos estrechos en los que queremos ver bien donde vamos a poner los pies y necesitamos el máximo de iluminación, de la misma forma resulta muy útil para enfocar en direcciones concretas para tener mayor visión de lo que tenemos a nuestro alrededor. Este potente LED da una sensación de seguridad completa.

Por otra parte, los 2 LEDs sencillos van muy bien para iluminar pistas por donde el terreno es poco irregular o momentos en los que vamos corriendo dentro de un grupo y no necesitamos tanta potencia de iluminación.

Si vamos detrás de alguien y utilizamos el QuadPower LED seguramente la persona que vaya delante se gire para dejarnos pasar o para decirnos que bajemos la potencia. El motivo es que él mismo se hará sombra con nuestra luz y preferirá que pasemos a iluminar bien el camino que a iluminarle bien la espalda.

Paralelamente también encontramos 2 LEDs sencillos rojos para una mejor visión nocturna.

Dentro de los modos de iluminación podemos encontrar:

ON/OFF: para encender el frontal y apagarlo, sin más.

Proximidad y distancia: podemos hacer que el QuadPower LED se acorte o se alargue en función de la distancia que necesitemos.

Atenuación: bajar la intensidad de la luz de nuestro frontal.

Visión roja nocturna: anteriormente comentada.

Intermitente: emite ráfagas de luz.

El compartimento donde van las pilas es resistente al agua, tecnicamente lo describen como sumergible 1 metro durante 30 minutos (IPX7).

Como os decía lo compré para Cavalls de Vent 2012 pero no lo llegué a utilizar. No lo llevaba des de la salida en la mochila, lo tenía en la drop bag de mitad de camino y en la mochila llevaba el ligero para pasar el control de material en caso de que lo pidieran. Así que allí no lo estrené.

La vez que lo estrené, en un entreno con el “Comando del Vallés”, pensé que iba a ser demasiado pesado, pero todo lo contrario, ajustas las correas y no se mueve por más saltos y brincos que llegues a dar.

Fue encenderlo y hacerse de día, luz por doquier para dar y regalar y para ver hasta las piedras más pequeñas del camino. Para los senderos estrechos e iluminar en un punto concreto se reveló como si el faro del puerto se tratara. Puesto en modo “correr por pista” no tiene nada que envidiar a las máximas potencias de otros frontales de menor categoría.

Sin duda un muy buen producto calidad/precio recomendable al 100%. Os dejo un vídeo (en inglés) para que tengáis una mejor explicación.

Las chicas son guerreras

No hace muchos años preguntar a la gente si sabían quién era Agustí Roc suponía una utopía. Hace 3 años, qué digo 3 años, hace poco más de 1 año hacer la misma pregunta a la misma gente y cambiando el nombre por el de Kilian Jornet suponía la misma decepción para los corredores de montaña.

Del mismo modo que hasta hace recientemente poco tiempo nos miraban de manera “rara” la gente que nos veía por la montaña corriendo por sitios por donde la mayoría suben caminando… y con su merecido esfuerzo. Quién no ha escuchado de fondo aquello de “Estos están locos”…

Con el paso del tiempo y con el auge del populismo del deporte son muchos los deportitas de élite son más conocidos, principalmente el reciente campeón del mundo de Skyrunning.

Pero… ¿qué pasa con las chicas? Preguntamos a la gente si nos saben decir el nombre de la reciente ganadora del campeonato del mundo de Skyrunning… ¿o mejor no nos queremos deprimir con sus respuestas?

Nombres como Núria Picas, Nerea Martínez, Mireia Miró, Emma Roca, etc… por citar algunas de las atletas de élite de casa ofrecen unos rendimientos excelentes en el 99,9% de cursas de montaña en las que participan.

A nivel internacional podemos hablar de Lizzy Hawker, Anna Frost, Darcy Africa, Fernanda Maciel o la irrupción de esta temporada Emilie Forsberg.

Hace relativamente poco tiempo también resultaba “extraño” el encontrar a chicas en las salidas de pruebas de montaña, especialmente ultras, me refiero claro esta a atletas populares y no a atletas de élite, las cuales hace bastante más tiempo que se prodigan por este tipo de pruebas.

La tenacidad y la capacidad de sufrimiento que tienen las chicas respecto a los chicos es mucho mayor, y no porque lo diga un servidor, seguramente de esto no os tengo que convencer a ninguno de vosotros.

Para muestra un botón, en la pasada edición de Cavalls de Vent con un tiempo insoportable, frío, agua, nieve y con la mayoría de los corredores retirados o bien por hipotermia o bien por precaución a no entrar en estado de esta, acabaron 13 corredoras. La primera clasificada, Núria Picas, realizó el recorrido en 10:34:42. Además de batir el récord femenino de la prueba, las 3 primeras clasificadas (Picas, Frost y Forsberg) se colaron el top 10 de la clasificación general. ¿Que hubo muchos retirados? Ellas jugaron con las mismas cartas que todos.

Qué se puede decir de Lizzy Hawker, más conocida como Madame Montblanc por haber ganado en 5 ocasiones la mítica prueba alpina (168km y +9600m). En 2011, con un recorrido íntegro realizó el recorrido en poco más de 25 horas, mientras el ganador, Kilian Jornet, invirtió 20 horas y media.

Hace apenas unas semanas Fernanda Maciel realizó su proyecto White Flow. Consistía en recorrer el Camino de Santiago corriendo y sin asistencia… a favor de los niños con cáncer, ¡y realizó los 900 km en 10 días! Todo tesón, capacidad de sufrimiento, superación y constáncia.

Revisar las marcas de estas corredoras en cualquier prueba que realizen es constatar que están más que capacitadas para codearse con cualquier individuo del sexo masculino… y ¡encima pasarle la mano por la cara! Bromas a parte, estos resultados han hecho que muchas casas comerciales hayan apostado fuertemente por ellas y las patrocinen. Del mismo modo estas casas comerciales han apostado fuerte por ellas lanzando ropa técnica de altísimo nivel según sus necesidades específicas y de las que el público femenino en general se puede aprovechar.

Pero como todo en este mundo, en más de una ocasión al deporte femenino no se le da el valor real que tiene, sobretodo por parte de los medios, ya que para la mayoría de corredores de montaña el poder compartir cursas con la élite mundial femenina resulta todo un honor y un privilegio.

No resulta nada extraño comprobar cómo los espectadores que se encuentran en la montaña viendo el paso de los corredores se vuelcan animando a estos, pero los chillidos de ánimo y aplausos se multiplican al paso de cada una de ellas.

Así que ya sabéis… ¡Las chicas son guerreras!